martes, 12 de enero de 2016

4/ Los Mensajeros

LOS MENSAJEROS
(Nº ESPECIAL - FEBRERO DE 1936)
LA VOZ DEL "YO SOY" VOL. 1
Ellos vinieron... y conquistaron sin el sonar de las trompetas, prácticamente sin ser anunciados, sin ser publicados en los periódicos —entraron a la ciudad cual árabes. ¿A quién me refiero? Pues... ¡a los Ballard, por supuesto!

Algunos pocos con suerte, que habían leído Misterios Develados, estaban preparados y acudieron a su primera conferencia en el Friday Morning Club, en Los Ángeles. Para la próxima noche, estaban rechazando a tanta gente que tuvieron que mudarse a un salón más grande. Después de un par de conferencias, se vieron compelidos a mudarse al Trinity Auditorium... el cual llenaron a capacidad. Tanta era la exigencia, que tuvieron que dar un segundo curso a un auditorio lleno, también en el Trinity Auditorium. Nunca la gente había sido estremecida de esa manera. Todo el mundo estaba hablando de nuestros amados Mensajeros, los Ballard, y su maravilloso mensaje.

Fueron a Santa Barbara —los que tenían automóviles y podían ir, los siguieron. En Santa Bárbara, tuvieron dos llenos completos.
De allí fueron a San Francisco, donde su fama los había precedido, y mil ochocientas personas esperaban por ellos. También allí había gente de Los Ángeles que se había quedado con ganas de recibir más Verdad, por lo que los siguieron. Conocí a personas que manejaban cincuenta millas para acudir a las conferencias, e igual distancia de regreso cada noche. Nunca he visto un grupo más sincero y estudioso que en la clase de San Francisco.

Fueron a Seattle, donde llevaron a cabo una gran obra para América. Al principio enfrentaron una tenaz resistencia, pero no hace falta decir que se impusieron y conquistaron. Antes de que hubieran transcurrido dos días, se llevó a cabo una obra trascendental.

Los Mensajeros regresaron entonces a Los Ángeles, donde la ciudad en pleno de buscadores de la Luz" que pensaban correctamente, los recibieron con los brazos abiertos, llenando el Trinity Auditorium y dejando a cientos sin poder entrar. El mismo éxito tremendo tuvo lugar seguidamente en Pasadena, donde se lograron grandes cosas, y en Long Beach, incontables sanaciones tuvieron lugar durante las conferencias.

Después de una semana en San Diego, regresaron a Los Ángeles y al Shrine [Auditorium], el auditorio más grande del mundo. La gente se paró en fila durante horas antes de cada conferencia, y ese inmenso sitio se llenó a capacidad con estudiantes tan fervorosos y entusiastas, que cuando entrabas por la puerta, te llenabas de tal Paz, Amor y Luz que sentías como si apenas estuvieras comenzando a vivir, después de años de andar a tientas en la oscuridad.

Nunca olvidaré el último día, fue en verdad un Festín de Amor. El escenario estaba bellamente decorado con arreglos florales y decoraciones blancas. La señora [Edna] Ballard era un bello lirio blanco con el rostro de una rosa. Mr. Ballard y Donald a cada lado de ella estaban vestidos de blanco, y finalmente la tabla de trabajo, todos de blanco, componían un cuadro impresionante. Mr. Ballard estuvo más poderoso que nunca, y al ver y escuchar a los Ballard se podía entender por qué Saint Germain los escogió como Sus amados Mensajeros. Donald era un dínamo, su voz reverberaba en ese vasto auditorio como un toque de trompeta a las armas. Ellos son las únicas personas que alguna vez haya conocido que verdaderamente viven la Vida. He estado íntimamente relacionado con ellos día y noche, y siempre los he encontrado amorosos, amables y dispuestos a ayudar, realmente viviendo lo que enseñan.

Las luces eran maravillosas y todos los presentes sentían la presencia de los Maestros Ascendidos. En lo personal, sentí tal vertida de Amor que expresé entonces lo que expreso ahora: "Toda una vida de devoción y servicio amoroso no podrían ni medio explicar mi gratitud por el servicio que estos amados Mensajeros están prestando al mundo. Ellos se han convertido en una antorcha flamígera, llevando la Luz a incontables millones de almas hambrientas que han buscado durante años esta Verdad trascendental."

De manera que cuando se fueron a otros campos, nuestro amor y bendiciones fueron con ellos. Que la "Magna Presencia YO SOY" los proteja, los guíe y los custodie por siempre.

Y ahora, una vez más, están de vuelta, y todo el estado de California le está dando la bienvenida. Una vez más han inundado nuestra ciudad con una Luz como nunca antes se ha conocido.

Libro. La Voz de YO SOY Vol. 1… Serapis Bey Editores, S.A.
*amma

No hay comentarios:

Publicar un comentario