sábado, 5 de marzo de 2016

19 La Ascensión

 
19 LA ASCENSIÓN
(Nº 3 - MAYO DE 1936)
LA VOZ DEL “YO SOY” VOL. 1
El día de la Ascensión es el Jueves, 21 de Mayo de 1936 y representa la más plena Vertida de Luz y Amor que Jesús le dio a nuestra Tierra.

Desde las doce de la medianoche del 21 de Marzo hasta las doce de la medianoche del 22 de Mayo, Jesús siempre da una Vertida intensificada de Sus Rayos de Luz y Amor a nuestra humanidad, cargada con un ilimitado Foco de su Conciencia de Maestro Ascendido, Sentimiento y Victoria de la Ascensión.

A los estudiantes que están decididos a alcanzar su Ascensión en esta ocasión, esta Vertida de Jesús entraña —con creces— más de lo que las palabras pueden transmitir. Quienes dediquen una hora a las doce del mediodía el Día de la Ascensión a la aceptación de este Glorioso Regalo y Radiación provenientes de nuestro Poderoso Hermano —el Maestro Jesús— sentirán sin lugar a dudas Su Tremendo Rayo de Luz y Amor enfocado y vertido para bendecir a todos. Si el estudiante no puede dedicar tiempo a las doce del mediodía, podrá hacerlo durante una hora en algún otro momento del día.

Un Rayo individualizado de su Maravillosa Energía y Sustancia penetrará y envolverá la mente y cuerpo de todo el mundo que de esta manera le dé reconocimiento consciente a Jesús. Sobre el Amor y la Luz que se le envíe, Jesús devolverá mil veces más para bendecir por siempre con Su total Liberación a todos los que vuelvan su atención a Él el Día de Ascensión.

Los estudiantes deberán dar —tan a menudo como sea posible— reconocimiento consciente, alabanza y gracias por el logro de su propia Ascensión.

Cuando el estudiante se despierta por la mañana, puede dar gracias y alabanza por cuanto se encuentra un día más cerca a su Ascensión. Puede hacerse el hábito de calificar toda energía en su ser y mundo con la Victoria de su propia Ascensión, ya que cuanto más reconocimiento le dé, tanto más rápido la alcanzará.
Podrá decir a menudo: «¡"Magna Presencia YO SOY"! ¡Asume la plena posesión de mi ser y mundo AHORA! ¡Prepárame para mi Ascensión, y vela porque la alcance tan pronto como sea posible!» Esto despejará el camino para que se le brinde una mayor asistencia.

Todos deberían comprender que cuando el individuo asciende, se convierte en Ser enteramente Perfecto de tal Belleza y Esplendor, que todos lo que lo contactan se dan cuenta de que en todo los aspectos, él es superior a los demás seres. Deja de estar sujeto a ninguna de las limitaciones del mundo externo, ya que tiene el pleno uso del poder de precipitación, puede llevar instantáneamente su cuerpo doquiera que le plazca, trasciende el tiempo y el espacio, y es tal Vertida de Luz, Amor y Paz, que todos los que lo contactan, saben al instante que se trata de un Ser Divino que manifiesta una maravillosa Perfección en todo respecto.

CAMBIO A SANGRE DORADA
En el momento de la Ascensión, la Luz proveniente del propio Cuerpo Electrónico del individuo se descarga a través del cuerpo físico de carne con tal Poder, que la acción vibratoria del físico es aumentada a la rata en la que ninguna imperfección puede registrarse. Luego, las discordias e imperfecciones sencillamente se disuelven en la Perfección de la Luz —que es la Pura Sustancia proveniente de la propia "Magna Presencia YO SOY" del individuo.
Si bien el cuerpo físico del individuo tiene sangre roja en las venas, en el momento de la Ascensión la sangre se convierte en Luz Líquida Dorada que emite Su Esplendor a través de la carne, hasta que los Rayos de Luz Dorada llenan el aura.

La Luz dentro del corazón comienza entonces a expandirse e intensificarse, hasta que llena todo el cuerpo y se proyecta a alguna distancia alrededor del cuerpo. Al no poder el tirón de la gravedad de la Tierra afectarlo ya más, el cuerpo se eleva en la atmósfera y sigue el pensamiento, llendo al instante doquiera que el individuo desee.

Al igual que cuando la velocidad de la hélice de un avión aumenta y genera el poder suficiente para superar el tirón gravitacional de la Tierra, asimismo el aumento de Luz en el cuerpo de carne genera el mismo tipo de poder para elevar el cuerpo a la atmósfera. La Luz en el cuerpo es Ese Poder, y no hay nada en la Tierra que pueda controlarlo.

PROCESO NATURAL
Todo es tan natural, tan normal, tan majestuoso, tan jubiloso, tan auto-evidente y satisfactorio, que cuando la Ley de Su Logro le sea explicada a la humanidad, no quedará nada que pueda resistir ya más a la Magna Verdad y Ley de Vida que es.

Es tan sencillo y Verdad como la radio, la luz eléctrica o el o el vuelo de un pájaro; y cuando el individuo invoca su "Magna Presencia YO SOY” a la acción para que asuma el total y eterno Control de toda la energía y conciencia de su personalidad —lo cual entraña su mente y su cuerpo — también él descargará dentro y a través de su cuerpo la Luz requerida para aumentar su acción vibratoria hasta el punto en que el cuerpo pueda elevarse por los aires, y tornarse invisible o visible tal cual los Maestros Ascendidos pueden hacerlo.

El individuo se convierte entonces en el Ser Ascendido de Luz y Amor que es el Hijo Glorioso de Dios, esgrimiendo Poder ilimitado y manifestando por siempre la Autoridad Realizadora y la Victoria del Amor - el único verdadero Poder en todo el Universo.

LA ASCENSIÓN A LA OCTAVA DE VIDA DE LOS MAESTROS ASCENDIDOS ES LA MANIFESTACIÓN DE PERFECCIÓN Y EL PLAN DIVINO PREORDENADO PARA TODO INDIVIDUO. ES LA META DE TODA ENCARNACIÓN FÍSICA, Y ES LO ÚNICO QUE REALMENTE IMPORTA EN LA VIDA DE TODA LA HUMANIDAD.

Por tanto, oh, Amados de la Luz, esgriman el Cetro de su propio Dominio ahora, y alcancen la Victoria Final con la asistencia de los grandes y Benditos Maestros Ascendidos, quienes están siempre listos a dar la ayuda que pueda requerirse —cuando el estudiante pone su propia "Magna Presencia YO SOY" ante cada experiencia externa en la vida, y está decidido a conseguir su Liberación por siempre.

Libro: La Voz del “YO SOY” Vol. 1… Serapis Bey Editores, S.A.
*amma

No hay comentarios:

Publicar un comentario